El Ministerio Palabras de Vida Eterna, tiene como visión y misión, formar discípulos, según lo establecido en el evangelio de Mateo 28:19 y 20

Este proceso de formar discípulos lo hemos estructurado en 4 aspectos básicos de formación:

Ganar

Consolidar

Discipular

Enviar

Cada uno de estos aspectos tiene una función:

Ganar:

Es llevar al nuevo creyente a una convicción clara y específica de la nueva vida que Jesús da. Esto conlleva los siguientes pasos:

Llamarlo y visitarlo en su casa

Compartir con él, el Discípulo I

Llevarlo a un encuentro

Consolidar

Es el fortalecimiento de los valores y principios adquiridos en su nueva vida. Esto proceso se lleva a cabo en:

Traerlo al post-encuentro

Asignarlo (a) a un grupo en casa

Discipular

Es la formación integral como obrero; donde se le imparten lecciones que lo afirmen en su: convicción, su compromiso y su carácter, en su vida familiar, personal y en la obra. Aquí es fundamental:

La academia en sus tres niveles.

El encuentro del servidor.

Enviar

Es la culminación de su primera etapa de formación, es el enfoque divino de ¿quién soy? y ¿para que fue llamado? Las actividades de culminación de esta etapa son:

El lanzamiento.

El post-lanzamiento.

De la culminación de estos 4 aspectos fundamentales de formación y fortalecimiento del obrero, se desprenden una serie de actividades que renuevan la vida espiritual del obrero y lo enfocan a una vida llena de gozo en el Espíritu; pues se cumple con el mandato de nuestro Señor Jesús de: Id y haced discípulos.